martes, 29 de marzo de 2016

LA ESTÉTICA EN LA PREHISTORIA



Han pasado millones de años pero la preocupación del ser humano por la estética ha estado presente desde el inicio de la humanidad hasta nuestros días.

Vamos a comenzar con el mundo del PERFUME: ¿sabéis de donde procede la palabra perfume? pues precisamente de la Prehistoria, PER (a través de) - FUME (humo). Ahora os preguntareis ¿qué sentido cobra el humo en un perfume? Los habitantes de la Prehistoria quemaban hierbas y maderas de árboles para despertar el fuego. Hasta aquí hablamos de supervivencia puesto que la finalidad era protegerse del frío  pero, en un determinado momento, se dieron cuenta que el aroma que desprendía la pira era agradable y les hacía sentirse mejor. Este hecho les llevo a considerar el perfume como algo valioso. El humo que desprendía la hoguera se elevaba directamente hasta el cielo y les hizo pensar en utilizarlo como ofrenda a los dioses en sus ceremonias rituales. Este acto  se sigue manteniendo en la actualidad en numerosas manifestaciones religiosas.




                    


Con el descubrimiento del perfume nos remontamos también al origen de la AROMATERAPIA, ya que el ser prehistórico se sentía mejor con el aroma que desprendían ciertos elementos de la naturaleza, lo que habían iniciado como supervivencia se convertiría en un momento dado en bienestar.

Fueron los seres prehistóricos los que observaron que los aromas mejoraban su calidad de vida, sin embargo el uso del perfume tal y como lo conocemos en la actualidad se remonta a Egipto. Las mujeres egipcias llevaban pequeños recipientes de barro con perfumes que contenían esencia de sudor de los hombres más sanos y fuertes para atraer sexualmente a los hombres y combatir ciertas enfermedades. Este acto se mantiene en la  actualidad ya que reconocidos  perfumistas  incorporan feromonas combinadas con elementos naturales en esencias tan famosas como Opium de YSL, Armani code o  Poison de Dior, con el objetivo de  atraer al sexo opuesto.




Otro aspecto a analizar dentro de la estética femenina de la Prehistoria es el uso del maquillaje facial y corporal. Las primeras mujeres  ya usaban pigmentos minerales y animales como maquillaje aunque no se sabe con certeza cuál era su finalidad: si lo usaban para realzar su belleza, para llevar a cabo un acto fúnebre o para iniciar un ritual. Según se deduce de las pinturas rupestres, las mujeres del Paleolítico ya coloreaban de marrón rojizo las diferentes partes del cuerpo. Lo que sí se sabe con seguridad es que tanto hombres como mujeres cubrían su cuerpo con minerales rojos mezclado con grasa animal para proteger su cuerpo de los rayos solares, es decir ya en la Prehistoria encontramos el primer protector solar.



Con todo esto podemos afirmar que en un momento dado la civilización prehistórica deja de actuar simplemente para sobrevivir y pasa a preocuparse por la belleza y el bienestar, puede que con una finalidad diferente a la actual pero con el mismo objetivo: sentirse bien.


No hay comentarios:

Publicar un comentario